Hallazgos

Una vez alguien me dijo “si lo que deseas no lo buscas, el día menos pensado lo encontrarás, te encontrará”.

Y desde entonces pensé que los momentos más importantes de la vida llegan sin esperar, son hallazgos con un golpe de suerte fortuita.
¡Sí, puedes llamarlo Serendipia!
Pero yo también lo llamo magia…
Siempre me ha emocionado el encontrar personas afines a gustos, pensamientos, creencias, vivencias, sentimientos, y… ¿Porqué no relaciones?
Me encanta pararme a pensar y divisar una persona que es exactamente lo que siempre busque.

IMG_1104
Ese trocito de libertad y aire fresco.
Esa luz que en plena oscuridad te alumbra hacia la salida.
Esa carcajada contagiosa que te hace llorar de risa y quitarte todas las preocupaciones en un día odioso.
Ese corazón parlante que te cuenta todos sus sueños en voz alta sin pensar que puedes llamarle loca.
Esa persona que un día de tormenta te dice que bajo la lluvia es donde mejor verás tu futuro plan, y decide bajar a la calle a mojarse contigo.
Esa historia que te morías de ganas de compartir y que hoy la puedes vivir a pleno pulmón cogida de la mano de alguien.
Esa habitación desordenada en el habitáculo de tu corazón, que de repente comienza a tomar color, a querer ordenarse, a formar un espacio donde quedarse.
Ese dolor que comienza a ser cicatriz.
Esa desconfianza que poco a poco va lidiando con los toros del pasado y comienza a crear un motivo por el que quedarse.
Esa conversación arreglando el mundo a las tantas de la mañana.
Esa elección de película mala para terminar hablando de cualquier paja mental.
Y es que prefiero un único hallazgo fortuito que ir de estrella en estrella fugaz.
Si crees en la magia deja que suceda.
Si emociona pensarlo, imagínate hallarlo.

H

Miedo

¡Sí, miedo!

Eso es lo que tenemos y en abundancia.

Miedo al que dirán.

Miedo a no ser correspondidos.

Miedo al fracaso de nuestros sueños.

Miedo de no ser un buen amante, novio, marido, hijo, hermano…

Miedo a querrer de verdad y que al final nos rompan.

Miedo a la vida, a compartirla con alguien y que nos haga pedazos.

Miedo a cantar bajo la ducha y ser escuchados.

Miedo a decir las cosas tal y como las pensamos.

Miedo a emprender un vuelo y no encontrar la salida de ese aeropuerto.

ac709644d3bd7ac5f13c48648df022bc

¿Y qué nos quedamos?

Nos quedamos con las ganas.

Nos quedamos con frases no acabadas, con miradas no encontradas, con deseos no llevados a cabo por el miedo.

Nos quedamos con sueños truncados, con una realidad que nos arde por dentro, por no ser lo que queremos, por no actuar sin miedo.

Nos quedamos con planes sin ejecutar, por miedo.

Nos quedamos con una libreta llena de frases, de destinos sin fecha, de historias sin terminar, por tener miedo a vivirlas sin miedo contigo.

Y sí, nos quedamos con la abstenia, con la parada cardiaca y respiratoria, todo provocado por nuestro miedo.

Y con todo ello, llega nuestra muerte, la tuya y la mía.

Por tener eso… ¡Miedo!

Y es que cuando algo te hace muy feliz y a la vez te da un poco de miedo es que es exactamente lo que necesitas.

Así que ¡Hazlo! y si te da miedo ¡Hazlo con miedo!

H

No lo hagas

No es que sea una loca empedernida, no es que no crea en la magia o no crea en las mariposas, es que con el tiempo me he dado cuenta que nada es como parece y que todo principio tiene un final, más tarde o más temprano.

Puede que siempre este buscando el amor, que viva en una montaña rusa, que quiera todos los días mariposas, que mi adrenalina sea el mantener la llama viva, y puede que no pueda mantenerse todo vivo para siempre, no se puede vivir en una emoción constante, y es que el amor puede que sea lo que queda después de todo el éxtasis de los primeros instantes.

Por eso… No quiero que me conozcas, no quiero que estés pendiente de mi, ni siquiera que me quieras o te enamores de mi ¡Qué no! No quiero que sientas nada.

Y aunque mi otro yo busque el amor, yo huiré de eso…

No creo que el amor sea algo físico, para mí el amor va mucho más allá, se encuentra en los fuegos artificiales de las miradas que necesitan lo que a ti te sobra, que te dan lo que a ti te falta.

Yo creo que el amor es quién te convierte en magia, quién aún teniendo miedo te lo quita, quién se mete en tus pensamientos y te borra todos tus malos recuerdos.

Pero el amor también es estar pendiente de una persona, demostrarle que todo tiene solución, que al final hay un buen motivo para continuar.

No sé aún si estoy preparada para apostar por una persona, si estoy preparada para darle lo que necesita.

Por eso decidí protegerme ante las preocupaciones constantes, de las llamadas y de los mensajes.

Porque si no inviertes tiempo en algo que te pueda romper, no te romperá nunca.

Por eso ¡Qué no! Qué no te enamores de nada que yo te aporte.

3a20488c3f436ffb6771ff7884d054ab

No quiero miradas, ni mensajes ni llamadas, ni siquiera quiero conocerte más allá, porque puede que alguna de las veces que comparta momentos contigo piense que eres tú, y no quiero comenzar a sentir esas mariposas.

Por eso no quiero que compartas conmigo nada de eso, ¡No lo hagas! Porque puede que aún no esté preparada para apostar, ni para dar todo el tiempo que mereces.

Y aunque la verdad sea que me muera de ganas de que alguien comprenda estas líneas, y de que me hagan sentir que no soy una más. De repente algún día puede que me vaya.

Pero lo siento, ¡Aprendí a amar así!

Si alguien se puede ir así de rápido, ¿Por qué no irme yo? Y así evitarme ese dolor.

Quizás esto me lo enseño de quién aprendí a amar primero.

No quiero saberlo, no quiero que me enseñes que eres el puto amo y que soy una más de tú lista, no quiero ser tuya, ni que tú seas mío, ni que haya un nosotros.

¡No quiero nada de eso! De verdad, no cometas los errores que yo ya hice.

Pero si quiero purpurina, canciones de Sabina, magia, que seamos más que física, que te conviertas en mi droga y en mis fantasías. Que me lleves a miles de kilómetros a ver aquello que tanto te fascina, que no seamos menos importantes por no ser el amor de nuestras vidas.

Pero sobre todo quiero ¡Que no me hagas daño! ¡Que no haya vínculos que nos hagan llorar a corto plazo! ¡Quiero que seas especial y yo para ti también!

Y prometo escucharte, besarte, amarte, hacerte especial y follarte, porque no soy de ir de cama en cama, ni de ir de boca en boca.

Y sólo te pido que no me muerdas el corazón y que no intentes de mí enamorarte ¡Qué no!

Pero quiero ser esa loca que tanta felicidad te llevo a tu vida.

Sobretodo quiero ser la sonrisa que salga de tu boca cuando tus nietos te pregunte… ¿Crees en la magia?

Y sí, tal vez me haga falta encontrar a alguien con quién pasar los domingos en compañía, que sea tan loco como yo y que me despierte de este infierno.

Quiero alguien que me inspire, que me vuelva más cuerda, y que me demuestre que no es el cabrón que creo que es, y quizás sólo quizás, ahí yo pierda y tú me termines ganando.

H

No la dejes ir colega

Eres afortunado, colega; esa mujer que te mira, solía amarme a mí.

¡Y cuánto la extraño! Extraño su risa escandalosa mientras me cuenta algo que le ha pasado.

Extraño sus ¿Qué te pasa? al término de mi día, cuando estoy cansado.

Extraño su constante preocupación por saber cómo estoy.

Aún recuerdo la primera vez que hablé con ella, desde entonces su nombre lo llevo en la cabeza.

¡Era ella, era ella! ¿Por qué no lo supe ver?

Pero verás, ella es esa clase de mujer que conoces cuando no sabes lo que quieres, cuando quieres comerte al mundo, y te largas…

Vives cientos de aventuras, vas de cama en cama, de boca en boca, de sitio en sitio, de casa en casa.

Y todo para darte cuenta que era ella, ella era la indicada.

Vas caminando por la calle y escuchas su risa, volteas esperando que sea ella, pero no es…

De pronto escuchas esa canción que tanto le gustaba y que te dijo que escucharas,

En un instante diminuto te das cuenta de cuanto en realidad la querías, y quieres correr de regreso al primer día…

Así me pasó.

¡Cuánto deseo haberle dicho que la adoraba! ¡Cuánto deseo haberla cuidado!

Y ahora que corro a su puerta, aquí estás tú, el que puede tenerla, el que puede abrazarla…

El que, de algún modo, tomó el lugar que yo abandoné.

No sabes la puta suerte que tienes, eres el hombre más rico del mundo con ella entre tus brazos.

¡Cuánto lamento no ser yo!
f8967e61bda3878bd04394835d3ddbb3
Extraño su sonrisa, su preocupación, el modo en que miraba a la vida, cómo me escribía lo que sentía, ¡joder! Era ella, y no lo supe ver.

Así que te doy un breve consejo: ¡Carajo! No la dejes ir como hice yo, porque te vas a arrepentir la vida entera.

Vas a buscar en otras mujeres su esencia, y no vas a poder, su recuerdo te va a hechizar y lamentarás no haberla querido.

¡Quiérela! Lo merece, merece tanto, merece todo, y yo cobardemente huí cuando bien se lo pude dar.

Llévala a bailar, cómprale un libro, hazle de comer cuando se ponga sensible, visítala, escucha sus sueños, nunca la des por conseguida.

Coloca sonrisas y felicidad donde yo dejé desastre, cura las heridas y quédate, porque si no lo haces, tarde o temprano lo lamentarás, y cuando quieras volver, será muy tarde.

Hoy es tarde para mí, para decirle que ella es la cosa más hermosa, que conocerla fue mi mejor suerte.

Y aquí estás tú, quien puede tocarla, quien puede mirarla día tras día, si yo fuera tú, la abrazaría fuerte.

Puedes ir por cada mar, cada continente, pero ella es como el cielo, donde sea que vayas, ella está presente, recordándote que, si no la quieres con todas tus fuerzas, te vas a arrepentir.

Era ella, es ella, ella es de esas que ya no hay, que se entrega completa, es de carne y hueso, es real, tan real que parece irreal en un mundo tan vacío.

Quiérela bien, quiérela por mí, el hombre que fue lo suficientemente estúpido como para dejar pasar un cometa, por estar demasiado ocupado recolectando estrellas.

Ámala, ámala por mí, por los dos, dale lo que yo no, dile lo que yo no, haz todo eso que a mí me faltó, porque si no lo haces, vas a extrañarla, y extrañarla es una muerte lenta.

H

 

-Adaptación del texto de C.S Buckheimer.

Te reconocí

No te conocí, simplemente fue comenzar a conocerte y reconocerte al mismo instante.

Y es que ya había soñado contigo ¿Sabes?

Te reconocí en cada palabra que ibas entablando para llegar a conocerme.

Ese… Y a ti, ¿Qué te gusta hacer en tú tiempo libre? Era el pretexto perfecto para contarte todo lo que ya sabía de ti, lo que te gustaba, lo que te inspiraba, lo que te apasionaba, lo que hacía levantarte cada mañana.

Y es que…Ya te lo dije en su día y te lo vuelvo a decir, no te conocí simplemente te reconocí, llevaba años esperándote.

En ese día de enero que era uno más, un día nublado, un día gris que tanto yo detesto. Y apareciste ahí, de la nada, con un… Hola, ¿Qué tal? Y cómo me gusta ahora ese día, esa fecha, ese momento, recordarlo y hacerlo mío, nuestro.

Jamás pensé que te iba a reconocer tan fácil.

Y empezaron las charlas a deshora, los mensajes de Buenos días!…, las conversaciones sobre nosotros conociéndonos más, sobre la vida, sobre mi vida y sobre tu vida…

Y es que te reconocería en cualquier parte.

fullsizerender

¿Cómo no iba a reconocerte? He pensado en ti, en esto y en lo nuestro… Lo he soñado e imaginado, y ahora lo tenía ahí conmigo.

Eras tú, esa persona que convierte un día gris en un día soleado de un bocado.

Esa persona que muerde la vida, que la saborea y te quita las preocupaciones con carcajadas y canciones.

Te reconocería en cualquier parte, lugar, hora o planeta… Porque sólo alguien como tú, sabe morder con fuerza la vida, y que te den ganas de gritarle al mundo que aquí estás tú para bailar con él.

Y eso te hace único… Porque no hay dietas en nuestros sueños y ganas de ser más, porque no queremos ver la vida pasar sin antes quitarnos los miedos y comernos cada preocupación que inunde nuestra cabeza, porque sabemos que no tiene porque ser normal, sólo tiene que ser especial.

Te reconocí, y te reconocería una y mil veces… ¡Cómo no iba a reconocer a alguien con el que llevo soñando toda mi vida!

H

Escapa

¿Por qué tenemos que acostumbrarnos? ¿Por qué tenemos que hacernos el uno al otro?

¿Por qué no podemos ser uno mismo siendo dos?

Quiero mis locuras, tus locuras, nuestras locuras y ser dos…

Y escapar de la monotonía y tener alar para volver a tu hogar.

Quiero tus comeduras de cabeza, y las mías, y las nuestras, para quitarnos las de cada uno.

Y escapar de lo común, de lo habitual, porque no tenemos que ser como los demás.

d857635ce28c5118fbad07cb79acefb1

Quiero mi espacio, que tengas tú espacio, y tener ambos nuestro espacio en común.

Y escapar de todo, bailar a nuestro son, entendernos sólo como nosotros nos entendemos, no hace falta que nadie más nos entienda.

Quiero irme y volver, que te vayas y que vuelvas, y que todo esté como ayer porque hay algo más fuerte, que nos une aún más, que esa huida.

Y escapar de la mente, de sus paranoias, de crear historias que no son…

Porque quiero escapar de todos los miedos, de todos los porqués, de todas las preguntas sin respuestas, de todas las historias que la mente está por crear.

Porque sólo quiero vivir el día a día sintiendo que todo esto es mucho más.

Que esto TODO LO ES.

H.

Alguien

Si un día conoces a alguien que te ofrece todo cuanto tiene…
su verdad, su lealtad, su amistad, sus demonios, sus virtudes y sus defectos. Alguien con quien no tengas que fingir nunca, con quien siempre puedas ser tú, en toda tu esencia, con tus catástrofes, tus locuras, tus risas, tus miedos y tus sueños.

 

15966289_1235867899830684_8346597497330032536_n

 

Alguien que borre de tu diccionario la palabra aburrimiento, con quien estar relajado, de fiesta o gozando, cualquier cosa, pero siempre sintiéndote bien, sin desear estar en otro lugar.

Alguien que también tenga su propia vida y que respete del mismo modo tu libertad, que no desconfíe, que no se pierda. Alguien que se preocupe por complacerte al máximo, que te enseñe que el sexo cada día puede ser mejor y más excitante, que se preocupe de conocerte en todas tus facetas y que se desviva siempre por hacerte sonreír, pase lo que pase, pero siendo conscientes de que la vida no es una fiesta y que la perfección no existe.

Si un día conoces a alguien así… no le sueltes, haz las cosas bien y no la cagues. Estas personas están en peligro de extinción.
Son oportunidades de felicidad, que la vida por norma, no te daría dos veces…